La financiación de la EU hace posible que jóvenes músicos de Madrid, Londres y Reykjanesbaer compongan y interpreten su música juntos.

De Timothy Jones, Karen Sturlaugsson y Peter Romhany

Tres ciudades – un proyecto

La idea para este proyecto se gesto un día de sol brillante en Madrid, nació musicalmente en un pueblo costero en temperaturas bajo mínimos cerca de Reykjavik y terminó en un Londres con una capa de nieve. La Música es Nuestro Idioma es el titulo de un proyecto Sócrates Comenius subvencionado a través de la Unión Europea. Se trata de facilitar la movilidad de profesores de música y sus  alumnos de tres centros de España, el Reino Unido y Islandia entre los tres países. El colegio Morpeth School, a través del Globetown Action Zone, ha sido la institución coordinadora y los socios son el colegio British Council School en Madrid y la Escuela Municipal de Música de Reykjanesbaer.

Los tres ingredientes del proyecto son una reunión de planificación que tuvo lugar en el British Council School en Madrid en septiembre de 2005, una reunión de trabajo de profesores conducida por una compositora que tuvo lugar en la Escuela Municipal de Música de Reykjanesbaer en noviembre de 2006, y una sesión plenaria en el colegio Morpeth School en Londres que dio lugar al concierto final en el Guildhall School of Music and Drama.  Acciones adicionales han continuado hasta febrero de 2008, y hay planes para más acciones en el futuro.

Una experiencia previa compartida

El hilo conductor que une los tres profesores de música encargados de este proyecto es nuestra experiencia previa del programa Connect de la Guildhall School of Music and Drama, dirigido por Sean Gregory. El colegio Morpeth School presenta un proyecto de seis semanas con el Connect desde el año 1998, centrado en los colegios de primaria de su zona, organizado por el Globetown Action Zone. El colegio British Council School disfruta de organizar talleres con Sean Gregory desde el ano 2003, gracias a la coordinación de la oficina de Artes del British Council en Madrid, y unos de los momentos mas memorables de esta colaboración es la improvisación en tiempo real conducida por Sean en el colegio en España conectado por video conferencia con el grupo Connect EQ situado en la Universidad del Este de Londres, en marzo de 2004. Los vínculos entre la Escuela Municipal de Reykjanesbaer y el Connect no podían ser mas fuertes, ya que la compositora asociada con La Música es Nuestro Idioma es Sigrun Saevarsdottir-Griffiths,  licenciada por la Guildhall  y antigua alumna de la Escuela Municipal de Reykjanesbaer.

Nuestras experiencias previas compartidas hicieron posible que hablemos el mismo idioma sobre nuestras esperanzas para el proyecto cuando nos reunimos en Madrid para escribir nuestra solicitud de financiación. Nuestros objetivos principales son incluir a los profesores y a los alumnos en el proceso de componer la música, y incluir la música en una experiencia social y cultural más amplia.

Kiss the Sky Besar al cielo

Cuando siete profesores de los tres centros se reunieron en la Escuela de Música Municipal de Reykjanesbaer catorce meses después de la reunión original, Sigrun ya había decidido que el concierto donde íbamos a tocar como grupo Comenius tendría como tema la música de Jimi Hendrix. El titulo Kiss the Sky es una frase de la letra de Purple Haze.

La idea de actividades para romper el hielo y de calentamiento adquieren un sentido especial en un pueblo costero islandés con vientos helados y la amenaza de nieve constante, así que pronto nos pusimos a trabajar en dos partes musicales diferentes con ideas que surgieron del grupo bajo la tutela de Sigrun. La sección A es un ritmo de 6 por 4 con un ostinato al piano alternando con una frase melancólica al clarinete. La sección B es una ritmo de 5 por 4 con una melodía fuerte de metales. Poco a poco salieron las ideas para los fondos que iban a acompañar a los solos y la forma de la pieza se desarrollaba al largo del día.

Gracias al Ibook de Apple pudimos grabar y hacer copias de nuestro trabajo y Sigrun puso tareas para cada grupo, según los instrumentos que iba a incluir cada grupo en la pieza final. Para Morpeth School la tarea fue desarrollar la sección en 6 por 4 e incluir un grupo grande de metales. El grupo del British Council School iba a ser batería, piano y dos violines, así que la tarea fue desarrollar la material en 5 por 4 y centrar la atención en los violines. El grupo de Reykjanesbaer iba a incluir viento madera, metales y guitarra eléctrica, así que tenían que componer algo nuevo relacionado con las otras secciones que podría servir como introducción centrada en la guitarra eléctrica, adaptando unas frases de Jimi Hendrix.

Se acordó que al volver a casa cada profesor/a enseñaría las secciones de tutti a sus alumnos y trabajar con sus alumnos para componer la sección asignada a su grupo, listos para combinar todo tres meses mas tarde.

Desde la calle Brick Lane al centro de las artes Barbican, Londres

Para algunos de los estudiantes entre los cuatro de España y seis de Islandia esta visita en febrero de 2007 fue su primera visita a Londres y había un programa de actividades de tres días aparte de los ensayos y el concierto. El grupo de alumnos de tres naciones compartieron un curry en la calle Brick Lane, núcleo de los primeros inmigrantes asiáticos en Londres, visitaron la zona de Covent Garden, compraron en la tienda de música Chappells of Bond Street, visitaron sitios nuevos y antiguos, desde la catedral de St Pauls hasta el London Eye, y disfrutaron de ver el espectáculo El Rey León en el barrio de los teatros, el West End.

En nuestro primer ensayo juntos había un ambiente de asombro y de admiración mutua cuando cada grupo interpreto su composición. Los fragmentos que habíamos llevado a casa en noviembre se habían convertido en piezas con personalidad propia, y Sigrun puso su magia para crear una obra coherente.

La interpretación final formo parte de un concierto organizado por el Globetown Action Zone con el Connect en el salón de actos de la Guildhall. Había doscientos alumnos de cuatro colegios de primaria de la zona que habían preparado su música con sus profesores y con los alumnos de la Guildhall bajo la supervisión de Sigrun, todo basado en el tema de Jimi Hendrix Besar al cielo, además de la banda del colegio Morpeth School y los tres grupos Comenius. Las obras preparadas por los colegios de primaria son originales y variadas y las interpretaciones consiguen un nivel alto. La presencia de los alumnos de España y de Islandia añadieron sus propios ingredientes a ya por si diversidad cultural de los niños locales de Tower Hamlets. Había jóvenes de muchas culturas, todos hablando el idioma de la música.

Al visionar la dvd del concierto esta claro que sin duda hemos podido conseguir los retos que nos pusimos al escribir nuestra propuesta original. Nuestros alumnos han colaborado con nosotros al componer su música, han colaborado en un concierto en un marco de gran prestigio como parte de un proyecto mas amplio que ha marca la vida de cientos de jóvenes cada año y hemos incluido a nuestros alumnos en una experiencia que les ha sido valiosa en el sentido mas amplio culturalmente y socialmente.

En mayo de 2007 quince alumnas de Morpeth School pasaron una semana en Madrid cuando ofrecieron conciertos y dirigieron talleres de voz en el British Council School y en dos institutos de la ciudad. En febrero de 2008 treinta alumnos de Morpeth School, dirigidos por Pete Romhany, pasaron tres días en Liverpool juntos con treinta alumnos del British Council School. Juntos ofrecieron conciertos por y con los alumnos del King David High School y el Formby High School, y hicieron una visita guiada del Liverpool Institute of Performing Arts (LIPA), el centro de artes escénicas fundada por Sir Paul MacCartney. Estas visitas demuestran que el proyecto tiene la potencial de seguir y que podrá avanzar en el futuro para incluir más alumnos de cada país. Uno de los objetivos prioritarios es llevar a los alumnos de España y del Reino Unido a participar en el festival anual de instrumentos de viento que reúne a más de mil jóvenes.

Conclusión

Los fondos de la UE Comenius posibilitan la movilidad de pequeños grupos de alumnos durante un tiempo limitado. A partir de este punto de partida las relaciones entre nuestros centros han crecido a través de las visitas de grupos mas grandes financiadas por vías alternativas, y es nuestra intención continuar a profundizar en las relaciones que se hayan desarrollado, no solo al nivel institucional sino al nivel personal, ya sea de profesores o de los alumnos.

Queremos constatar nuestro agradecimiento a las administraciones responsables del Comenius en cada país, en el Reino Unido el British Council, en Islandia la Office of International Education at the University of Iceland y en España la Direccion Territorial Madrid Oeste de la Communidad de Madrid y la Agencia Nacional Sócrates.

Los autores

Peter Romhany, Director de música del colegio Morpeth School, Londres http://www.musicatmorpeth.com

Karen Sturlaugsson, Jefe de estudios de la Escuela de Música Municipal de Reykjanesbaer, Islandia

Timothy Jones, Responsable de Música del colegio British Council School, Madrid.

Advertisements